Balcones
Imprimir

Desde los tiempos más remotos se ha empleado el hierro para proteger zonas altas o desniveladas del terreno para evitar las temidas caidas.

¿Quién no se ha fijado en una bonita balconada anzaluza con sus macetas llenas de flores, o en un balcon asturiano de barrote vertical ancho en forma torneada con el pasamanos rematado en dos bolas de fundido, o en una balaustrada aragonesa de principios de siglo XV de barrotes finos de cuadradillo o redondo macizo con pequeñas piezas centrales de plomo y solera de volutas...?

Siguiendo la tradición, les ofrecemos una amplia gama de diseños combinando la tradición con lo contemporáneo, alternando los distintos componentes y colores entre si.